Puertas acorazadas

La diferencia esencial entre una puerta blindada y una puerta acorazada es que la blindada es de madera con una plancha de hierro interior y algunos refuerzos en cerradura y bisagras. La acorazada es puerta y bastimento totalmente de acero con cerradura y bisagras de alta seguridad integrados en la propia estructura. Una vez instalada se reviste con paneles y tapillas de madera personalizados de forma que no se distingue de cualquier otra puerta.

Una puerta blindada no resiste más de tres minutos el ataque de un profesional para abrirla..

¿Por qué es más segura una puerta acorazada?

Las acorazadas son puertas homologadas con normativa europea que regula el nivel de seguridad según la demanda. Tienen una óptima protección contra los métodos de apertura más comunes.

– Apertura por tarjeta: es el método más común cuando no está cerrado con llave. Nuestras puertas disponen de un sistema de ganchos que se activan al cerrar de golpe.

– Apertura por extracción del cilindro: el sistema de extracción del cilindro (el extractor de cilindros es una herramienta que se encuentra en ferreterías) queda anulado por el escudo protector de seguridad.

– Apertura por palanca: queda anulada porque las dos partes (puerta y bastimento) son de acero.

– Apertura por “bumping”: es una técnica no-agresiva que hace que con una llave que tenga el mismo perfil que la suya pueda abrir la puerta sin dejar marcas. El cilindro TX-80 que incorporan nuestras puertas es totalmente incopiable y con título de propiedad. Las copias de llaves sólo las puede hacer el fabricante.

– Apertura por taladrado (agujero) en el cilindro: en nuestras puertas el cilindro queda protegido por el escudo protector.

Apertura por presión con gato neumático: en nuestras puertas está homologada hasta 1000 kgs de presión gracias al sistema de anclaje a pared.

Por todas estas razones instale una de nuestras puertas acorazadas.